ACONTECIMIENTOS DE EL SALVADOR

Guerra Civil
Se conoce comúnmente como Guerra Civil de El Salvador, al conflicto bélico interno, ocurrido en el país centroamericano, en el que se enfrentaron, el ejército gubernamental, la Fuerza Armada de El Salvador, (FAES), en contra de las fuerzas insurgentes del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). El conflicto nunca fue declarado en forma oficial, pero se considera usualmente que se desarrolló entre 1980 y 1992, aunque el país vivió un ambiente de crisis política y social durante la década de 1970.
El número de víctimas de esta confrontación armada ha sido calculado en 75,000 muertos y desaparecidos. El conflicto concluyó, luego de un proceso de diálogo entre las partes, con la firma de un acuerdo de paz, que permitió la desmovilización de las fuerzas guerrilleras y su incorporación a la vida política del país.
No obstante, El Salvador ya había sufrido anteriormente, al menos una guerra civil, entre 1826 y 1829, cuando formaba parte de las Provincias Unidas de Centroamérica.
*****************************************
TERREMOTOS
1986
Diez segundos de una mañana de octubre bastaron para borrar años de historia de un San Salvador inconstante y movedizo que ya se configuraba como centro comercial y desechaba su uso habitacional. Una veintena de edifcios de concreto y cientos de adobe y lámina desaparecieron en un pestañazo.
Era Sabado, 10 de octubre, y a las 11:50 de la mañana, un terremoto grado 7.5 en la escala de Ritcher dejó inhabilitado el edificio de la Lotería Nacional de Beneficencia, con sus siete pisos, los seis de la Cafetalera Salvadoreña, esquina opuesta a la plaza Libertad, los seis del Gran Hotel San Salvador, en la avenida España, e hizo polvo los cinco niveles del edificio Rubén Darío, frente al neoclásico palacio de Telecomunicaciones.
Todos ellos construidos en concreto armado. Todos desnivelados, hundidos, colapsados o hechos polvo. Y construidos en los años 50. Las construcciones monumentales de inicios de siglo XX, como el París Volcán, el Lutecia, los portales, vieron caer a los colosos y funcionalistas edificios dedicados al comercio, de un San Salvador que hacía 20 años se estaba vaciando y se convertía en un gran centro comercial.
*****************************************
2001
En el año 2001, El Salvador sufrió dos terremotos con tan solo un mes de diferencia, el primero el sábado 13 de enero y el segundo el martes 13 de febrero. Dichos sismos afectaron gravemente varios departamentos de la República, trayendo consigo destrucción y pérdidas humanas, siendo el principal símbolo de estas últimas, el alud de tierra que acabó con la vida de cientos de salvadoreños en la Colonia "Las Colinas", hecho ocurrido en el primero de los terremotos. Se estima que la cifra total de fallecidos para ambos terremotos ascendió a 1259. En el plano económico, El Salvador sufrió pérdidas estimadas de 1603.8 millones de dólares, producto de pérdidas en exportaciones, daños materiales y daños ambientales. De igual manera, ambos sismos generaron graves pérdidas culturales, debido a la destrucción total o parcial de monumentos nacionales de gran valor para la historia nacional.
*****************************************
La Guerra del Fútbol (o la Guerra de las 100 Horas)
fue llamada así porque el pretexto para iniciarla fueron los incidentes derivados de un partido de fútbol que enfrentó a las selecciones nacionales de Honduras y El Salvador. Fue popularmente bautizada así debido a que durante un partido de las eliminatorias a la Copa Mundial de Fútbol de 1970 entre Honduras y El Salvador se evidenciaron las tensiones políticas entre estos dos países que finalmente los llevaron a un conflicto armado. Fue una guerra breve (duró sólo 6 días) entre El Salvador y Honduras en 1969. La situación social en ambos países era explosiva y se buscaba por parte de los militares gobernantes una salida conveniente para los grupos en el poder político de cada país.
Los latifundistas controlaban la mayor parte de la tierra cultivable en El Salvador. Esto llevó a la emigración constante de campesinos pobres a regiones de Honduras cercanas a la frontera con El Salvador. En 1969, Honduras decidió redistribuir la tierra a campesinos hondureños, para lo cual expulsaron a los campesinos salvadoreños que habían vivido ahí durante varias generaciones. Esto generó una persecución de salvadoreños en Honduras y un "regreso" masivo de campesinos a El Salvador. Esta escalada de tensión fue aprovechada por los gobiernos de ambos países para orientar la atención de sus poblaciones hacia afuera, en vez de los conflictos políticos internos de cada país. Los medios de comunicación de ambos países jugaron un rol importante, alentando el odio entre hondureños y salvadoreños. Los conservadores en el poder en El Salvador temían que más campesinos implicarían más presiones a redistribuir la tierra en El Salvador, razón por la cual decidieron intervenir militarmente en Honduras.
******************************************
FIRMA DE LOS ACUERDOS DE PAZ
En 1990 las dos partes aceptaron que la ONU oficiara de mediador en el conflicto y se iniciaron conversaciones a fin de encontrar una solución a la guerra.
Tras intensas negociaciones, la ONU diseño un plan, a cumplirse por etapas, según el cual: Los rebeldes debían destruir sus armas e indicar la localización de todos sus arsenales y municiones; asimismo, debían desmovilizarse y permitir el paso de las autoridades y la policía. El gobierno debía, por su parte, desmovilizar al ejército, la policía y desarticular a los escuadrones de la muerte.
A la medianoche del 31 de diciembre de 1991 en Nueva York, luego de 21 semanas de negociaciones y 12 años de guerra civil (con un saldo de 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y cerca de un millón de exiliados), ambas partes firmaron los acuerdos y compromisos para proceder al establecimiento de la paz en El Salvador; definieron un plazo desde el 1ero. de febrero al 3 de octubre de 1992, para cesar todo enfrentamiento armado, crear un ambiente favorable a la aplicación de los acuerdos y las negociaciones que continuaron, con la supervisión de la ONU y la OEA.
El 16 de enero de 1992, en la ciudad mexicana de Chapultepec, se firmaron los acuerdos finales. En los mismos se contempló la introducción de modificaciones sustanciales en la Constitución y en la estructura, organización, reglamentación y formación de las Fuerzas Armadas; se comprometió la realización de cambios en las formas de la propiedad agraria y se modificó la participación de los empleados en la privatización de las empresas estatales; se definió la creación de organismos que velaran por los derechos humanos y se garantizó la existencia política legal del FMLN.
Según los acuerdos, el gobierno debía reducir sus efectivos a la mitad, hasta llegar a la cifra de 30.000 en 1994, y disolver el servicio de inteligencia. A partir del 3 de marzo tendría que crearse una nueva policía civil integrada en parte por miembros del FMLN. En enero de 1992, la ley de Reconciliación Nacional otorgó la amnistía a todos los presos políticos.
******************************************
Muerte de Monseñor Romero
24 marzo 1980: los hechos
El lunes 24 de marzo de 1980, un asesino profesional -la Comisión de la Verdad no logró en su investigación determinar quién fue este francotirador-, por orden del entonces Mayor Roberto D’Aubuisson, líder de los Escuadrones de la Muerte, dio muerte con un solo disparo al Arzobispo de San Salvador, Monseñor Oscar Arnulfo Romero Galdámez, en plena celebración de la misa, en la capilla del Hospital de la Divina Providencia de San Salvador. Horas antes, D’Aubuisson se había reunido con el entonces Capitán Alvaro Saravia, con Fernando Sagrera y con el Capitán Eduardo Avila en la residencia de Alejandro Cáceres en San Salvador. Cáceres informó a los presentes que Monseñor Romero oficiaría una misa ese mismo día y opinó que sería una buena oportunidad para asesinar al Arzobispo. Fue entonces cuando D’Aubuisson ordenó el asesinato de Monseñor Romero y dejó a Saravia a cargo del operativo. El Capitán Avila, al observar que se necesitaba un francotirador, se ofreció a encargarse de contactarlo por medio de Mario Molina. Los detalles de esta reunión, en la cual D’Aubuisson y sus cómplices acordaron el asesinato de Monseñor Romero se basan en el testimonio de Amado Garay, entonces motorista de Alvaro Saravia, quien estuvo presente en la reunión y que fue quien condujo al francotirador en el auto desde donde se disparó contra Monseñor Romero.
Después de conseguir al francotirador, por orden del Capitán Avila, Garay condujo al individuo en un volkswagen rojo al Hospital de la Divina Providencia y se estacionó frente a la capilla en donde Monseñor Romero se encontraba celebrando misa. El desconocido, de barba, le ordenó a Garay agacharse y simular una reparación. Al hacerlo, Garay escuchó un disparo, volteó y vio al sujeto, quien "sostenía un fusil con ambas manos con dirección al lado derecho de la ventana trasera derecha del vehículo, sintiendo en el momento un olor a pólvora." Así lo expresó Garay en su declaración ante la Comisión de Investigación de Hechos Delictivos el 19 de noviembre de 1987. La bala, un solo proyectil calibre 22, hirió de muerte a Monseñor Romero causándole una profusa hemorragia.
*******************************************
Ofensiva Noviembre de 1989 en San Salvador
Poco después de las ocho de la noche del 11 de noviembre de 1989, la fuerzas del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional(FMLN), desencadenaron la que resultó ser la ofensiva urbana más fuerte de toda la guerra civil salvadoreña, que venía durando ya diez largos años.
Los combatientes del FMLN atacaron simultáneamente diversos puntos de la capital. A los pocos minutos se escuchaban ya fuertes combates en muchos lugares, mientras el cielo se iluminaba con las luces de bengala disparadas por los militares.
Algunos de los primeros combates resultaron ser maniobras de diversión. Aquella primera noche la lucha más dura se desarrolló en los alrededores de Universidad Nacional y del cuartel de la Primera Brigada de Infantería, contiguo a ésta. Las tropas del ejército chocaron brevemente con el FMLN a lo largo de la Autopista Sur, junto al estadio Cuscatlán y a la entrada de unas urbanizaciones militares, justo frente a la Universidad Centroamericana "José Simeón Cañas" (UCA).
El FMLN atacó también la residencia del presidente Alfredo Cristiani, y las del presidente y vicepresidente de la Asamblea Legislativa, lo que hizo que los funcionarios norteamericanos informaran equivocadamente de que el objetivo de la ofensiva era asesinar a funcionarios gubernamentales salvadoreños y tomar el poder.
Muy pronto se vio que la ofensiva del FMLN era radicalmente diferente a cualquier otro combate entablado en San Salvador. Se calcula que, durante las semanas anteriores, se habían introducido en San Salvador entre mil quinientos y tres mil combatientes. Estas tropas dieron la impresión de estar muy bien preparadas y contar con buen abastecimiento de municiones y comida.
********************************************
Detencion masiva de Maras en el Salvador
La detención masiva ocurrió en el interior de una céntrica funeraria de San Salvador, donde se velaba el cuerpo de un líder de MS, quien falleció en un enfrentamiento con agentes de la Policía Nacional Civil el pasado domingo en el municipio de Cuscatancingo, en la periferia norte de la capital.
Según el informe de la Policía, tres desconocidos realizaban disparos con armas de fuego cuando agentes rastreaban la zona donde está ubicada la funeraria, en busca de de los responsables del homicidio de un agente de seguridad, asesinado a balazos desde un coche en marcha.
Los supuestos causantes de los disparos se refugiaron en la funeraria. Fue allí que la Policía montó una operación con 80 agentes de unidades especializadas para detener a los jóvenes.
Este martes, en una cancha de baloncesto de la delegación Centro de la PNC, fueron presentados los detenidos de los cuales 45 son menores de edad y 131 adultos, entre estos nueve mujeres.
Uno de los detenidos es Carlos Alberto Martínez, de 23 años, que es requerido por dos órdenes judiciales por el delito de "homicidio agravado". Uno de ellos fue cometido el 19 de mayo de 2006 en contra de un policía.
Agentes con el rostro cubierto y con la lista de nombres con foto de los pandilleros más buscados, obligaban a los jóvenes que estaban sentados en la cancha a levantar la cara para fotografiarlos.
Todos los detenidos serán puestos a la orden de la Fiscalía General de la República, que luego los remitirá a diferentes tribunales, acusados de los delitos de desorden público, portación ilegal de armas de fuego, tráfico ilícito de drogas y robo de 80 teléfonos celulares.
A los detenidos se les decomisaron dos revólveres, 17 porciones de droga y una media libra de marihuana.
En el piso de la cancha de baloncesto del puesto policial y como mudo testigo de la "operación más grande" antipandillas en 2008, quedaron cinchos, gorras, cintas de zapatos y otros artefactos.
******************************************
Delincuencia en el Salvador
Según estimaciones preliminares, diciembre de 2006 dejó una cifra de 100 homicidios (de un total de 3,781 ocurridos durante todo el año), mientras que, la primera semana de enero de 2007, un motín en el Penal de Apanteos dejó no menos de 20 reos asesinados a manos de pandilleros, en lo que la Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Beatrice de Carrillo, calificó como “una de las masacres más feas que se han visto en los últimos tiempos”. El año 2006 terminó marcado por la violencia que lo recorrió desde sus inicios y el nuevo año ha comenzado igual, marcado por la barbarie de la violencia. La violencia, en este sentido, constituye uno de los principales problemas de la sociedad salvadoreña, pero no es el único. Junto a ella, están los mecanismos de exclusión prevalecientes, el deterioro institucional, la concentración abusiva de la riqueza, el divorcio existente entre la sociedad y el Estado, la impunidad, la corrupción, el deterioro de los recursos naturales y la migración. Es decir, El Salvador tiene un cúmulo de problemas irresueltos –económicos, sociales, institucionales, políticos, culturales, medioambientales—, articulados entre sí de manera sistemática y cuya solución, en consecuencia, debe ser integral.
Esos problemas plantean una serie de desafíos a la sociedad salvadoreña, en su conjunto, pero, en particular, a quienes concentran en sus manos cuotas importantes de poder político, económico y cultural. ¿Cuáles son, en términos amplios, esos desafíos?
En primer lugar, una discusión a fondo, honesta y realista, del modelo de país que se tiene y del modelo de país que se quiere. Hay quienes, sin duda, están contentos con El Salvador actual, pese a los graves desequilibrios que lo caracterizan. Sin embargo, aun en contra de quienes no quieren ver sus males estructurales, esos males deben ser examinados en detalle. Seguir viviendo en un país de ilusiones no hace más que agravar los problemas, impidiendo su solución cuando ella todavía es posible. Reconocidos los problemas en toda su dimensión, el paso siguiente consiste en comprometerse por un país distinto, lo cual supone una discusión amplia y concienzuda sobre cómo debería ser el mismo en los planos económico, político, social y medioambiental.
*******************************************
Masacre de los Jesuitas
El soldado del Atlacatl Oscar Mariano Amaya Grimaldi recuerda haber recibido la información de su comandante Espinoza de que iban a matar “a unos delincuentes terroristas que se encontraban en el interior de la UCA.” Decidieron quienes ejecutarían el crimen y todo el grupo, en columna se desplazó hacia la UCA. Participaron unos 47 soldados.

Ya en la UCA entraron por el portón principal, esperaron un rato junto al parqueo, en ese momento pasó un avión a vuelo muy bajo sobre la UCA. Frente al parqueo hicieron un simulacro de ataque, destrozando los vehículos y las paredes del edificio para justificar la masacre.

Seis sacerdotes de la Universidad Centroamericana “José Simeón Cañas” (UCA), reconocidos por sus aportes académicos al país, fueron asesinados esta madrugada por un grupo de hombres en el campus del citado centro de estudios superiores. El vil asesinato masivo ha sido condenado en diversas esferas del país, tomando en cuenta la calidad humana y el valioso legado que distinguía a los académicos.

La comunidad jesuita, el Arzobispo Monseñor Rivera Damas, el Obispo auxiliar Monseñor Gregorio Rosa Chávez, estaban hoy muy aterrorizados ante el cuadro dantesco que presentaban los cuerpos semi destrozados por el arma que usaron los asesinos. También fueron asesinadas la señora Elba Ramos Ramos quien prestaba servicios en la residencia de los jesuitas y su hija Celina Ramos de 15 años, para que no quedaran testigos del horrendo crimen.
********************************************
Caso de la Isla Conejo de el Salvador
“El Salvador reclama la Isla Conejo no porque ésta tenga en sí un valor por sus grandes riquezas, la reclama porque es nuestra, es una razón de moral, de respeto a la Constitución, no por negarle un derecho a Honduras”, remarcó Gutiérrez.

El islote se ubica en el Golfo de Fonseca, cuyas aguas comparten El Salvador, Honduras y Nicaragua.

La Corte Internacional de Justicia de La Haya (CIJ) resolvió el 11 de septiembre de 1992 un diferendo entre Honduras y El Salvador sobre 446,5 km2 de territorio fronterizo y los espacios marítimos en el Pacífico, juicio al que Nicaragua asistió como observadora.

El fallo otorgó a Honduras 311,6 y a El Salvador 134,9 km2 del total de territorio en disputa.

El 10 de septiembre de 2002, El Salvador pidió a la CIJ revisar el fallo en la parte que corresponde al delta del río Goascorán, en la zona del Golfo, una zona de 70,6 km2, pero el tribunal internacional refirmó su decisión y no dio curso a la petición salvadoreña.

Según Honduras, la decisión de la CIJ de dejar en firme el fallo sobre la zona del delta del Goascorán significó también la decisión de concederle soberanía sobre la Isla Conejo, “y eso es falso”, sostuvo Gutiérrez.

“No es cierto que la sentencia haya comprendido la Isla Conejo. La adyacencia de la isla al territorio (de Honduras) no implica pertenencia o título sobre ella”, concluyó el comisionado presidencial salvadoreño.
Las patrullas militares hondureñas alrededor de la isla en disputa son frecuentes.
******************************************
LA PEOR CRISIS ECONOMICA QUE ATRAVIESA EL SALVADOR
El Salvador aún no ha visto la peor parte de la crisis económica, y el Gobierno debe de actuar ya para atenuar el impacto de esta en el país, según opinaron reconocidos economistas.
Los analistas hicieron ayer un llamado al Gobierno y a los partidos políticos a dialogar para tomar medidas inmediatas y evitar que el encarecimiento de los alimentos y del petróleo, así como los efectos de la crisis en Estados Unidos, agudicen la pobreza en El Salvador y causen hambre en la población de menores recursos.
La discusión sobre los efectos de la crisis en el país se realizó en un foro organizado por la Fundación Empresarial para el Desarrollo Educativo (FEPADE), que reunió a Manuel Enrique Hinds, ex ministro de Hacienda; el economista Alex Segovia, asesor de Mauricio Funes, candidato presidencial del FMLN; Roberto Rubio, director de la Fundación Nacional para el Desarrollo (FUNDE); William Pleitez, director para El Salvador del Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD); y Carlos Federico Paredes, vicepresidente del Colegio de Profesionales en Ciencias Económicas (COLPROCE).
Replantear subsidios A pesar de representar diferentes visiones, coincidieron en la necesidad de contar con préstamos internacionales para hacer frente a la situación actual, a través de subsidios focalizados y la revisión de los actuales, que se aplican de forma general.
“La crisis nos impacta en tres elementos claves: crecimiento, capacidad de generación de empleos y en el costo de la canasta básica”,
Agregó que el Gobierno debe replantear su política de subsidios para dirigirlos a los más pobres. Recordó que solo el subsidio al gas propano, que se aplica de forma general, le cuesta al Estado $120 millones anuales.
los subsidios en su conjunto cuestan más de $400 millones al año, cifra que casi iguala a la de la inversión pública: “Los subsidios generalizados están acabando con la capacidad de inversión del Estado”.
Segovia añadió que urge atender a la población más vulnerable a través de transferencias de dinero directas, y que para contar con los recursos necesarios hay que crear “espacios fiscales”. “Hay que priorizar y redistribuir el gasto, buscar cómo tener más ingresos, y replantear la política de endeudamiento”, explicó.
¿Ola o tormenta?
Pleitez se refirió a lo que muchos analistas han llamado la “tormenta perfecta”: la combinación de los altos precios del crudo y los alimentos, en un contexto de bajo crecimiento en la economía mundial.
Para él, la crisis puede verse como la “ola perfecta”, o una oportunidad para que el país replantee sus apuestas estratégicas y haga las reformas necesarias para mejorar su competitividad.
, aunque aún no llega la peor parte de la crisis. El ex ministro de Hacienda invitó a los exportadores a buscar más mercados dentro de Estados Unidos para no ser golpeados por una eventual caída en la demanda: “Aún hay posibilidad de que crezcan las exportaciones”.
actualmente un 43% de la población está en condición de desempleo o subempleo, y que el modelo macroeconómico no permite un mayor crecimiento económico, porque ha descuidado la competitividad del país.
Por otra parte, señalaron que las limitaciones para la tenencia de tierras no han permitido la reactivación de la agricultura.
*****************************************
Disturbios en el salvador
Dos agentes de la UMO fallecidos y diez más heridos es el resultado de un enfrentamiento violento ocurrido esta mañana entre manifestantes armados y la Policía.
[Julio 5 . 6:04 p.m. ] Dos agentes policiales de la Unidad de Mantenimiento del Orden murieron esta mañana cuando se enfrentaban a tiros con manifestantes armados en la Universidad de El Salvador.
Los agentes fueron identificados como José Argueta Rubí y José Pedro Misael Rivas. Junto a ellos, otros diez agentes resultaron lesionados. Algunos de los heridos son Omar Hernández, Leonardo Murillo, José Elmer Martínez. Ellos fueron llevados al hospital central del Seguro Social.
Los disturbios ocurridos en la zona del final de la 25ª avenida norte y la calle a San Antonio Abad empezaron cuando fueron capturados dos supuestos estudiantes que, junto con vendedores del sector informal, realizaban concentraciones en distintos lugares de la capital para protestar por el alza en el cobro de servicios, además de un aumento al salario mínimo, entre otras demandas.
****************************************
IMPACTO DE LAS REMESAS EN EL SALVADOR
Las remesas, una nueva vía de desarrollo
Para algunos analistas económicos y para otros escépticos sociólogos el flujo o envió de dinero de un país a otro conocido como “la remesas“ es considerado como uno de los principales fenómenos sociales más importantes en la historia contemporánea de El Salvador para el bienestar familiar.

Las remesas suponen una válvula de oxígeno para las familias más necesitadas de El Salvador. Virginia es el estado que envía más remesas al país centromamericano: un total de 53.5 millones de dólares.
La estimación y la extensa diversidad de la migración salvadoreña sobrepasa la magnitud en cifras y se calcula que cerca de 3 millones y medio de salvadoreños residen fuera de este país centroamericano, concentrándose el 90 % en Estados Unidos: en ciudades como Los Ángeles, San Francisco, Las Vegas, Washington (DC), Nueva York, Houston, Chicago, Virginia, Maryland y Boston y otras concentraciones menores en el resto del país .
Las principales causas de la emigración salvadoreña
Varias son las causas que antecede al constante abandono del país emigrado por encontrar mejores condiciones de vida al norte del continente. La migración internacional en el caso salvadoreño se considera un fenómeno relativamente reciente, que fue acentuado por el conflicto social y de guerra de los años ochenta. Seguido por la destrucción masiva de las catástrofes naturales de los huracanes que azotaron esta zona en Centroamérica.
Si bien el conflicto armado desempeñó un papel fundamental para el incremento del flujo de personas emigrantes, especialmente en las pequeñas provincias del país y en las zonas más directamente afectadas por la guerra, las principales causas del fenómeno migratorio se encuentran en la pobreza extrema, ya que algunas comunidades todavía no han desarrollado su propio proceso de integración económica con el resto de la fuerza productiva. A esto se suma, la débil y frágil capacidad de absorción de la estructura económica del país.

5 comentarios:

Deja un comentario