Domingo 10 de julio del 2011
*LUNA*
Caminaba por el estacionamiento trasero donde trabajo... era de noche, alce la mirada hacia el cielo y vi una luna hermosa!, una noche con estrellas que adornaban la bóveda celeste, mi mente de inmediato surco los vientos hasta lo mas alto y pensé: en algún lugar de esta tierra ha de haber un ser humano viendo la misma luna que yo estoy contemplando en este preciso momento.
Hay quienes piensan que son especiales , que el ser altos de color blanco y de ojos azules los hace diferentes y únicos, razón por la cual se sienten con el derecho de tener y gozar de todo lo bueno de esta tierra, y con esta actitud ven a los otros como seres inferiores que nacieron nada mas para servir a los intereses de los que tienen el poder. Observo la luna y pienso: se que hay otra persona al otro lado del mundo viendo lo mismo que yo.. Sera eso casualidad o el que diseño este universo lo hizo a propósito para dejarnos un mensaje escrito en el cielo, para que entendamos el significado del amor eterno de Dios?
Mira a tu rededor ? una tierra nos sostiene , mira el cielo? el mismo para todos, mira el mar? tan rico en tesoros y los comparte sin distinción de credo raza o religión. Somos lo humanos los que hacemos acepcion de personas, todo por nuestro egoísmo y ambición que nos lleva a ser mezquinos con nuestro prójimo, y por nuestra avaricia nos volvemos seres implacables sin misericordia, racistas y opresores del mas débil, cuando el desventurado levanta su cabeza para defenderse, el fuerte usa todas sus artimañas para reducirlo hasta posar su cara contra el suelo. Grandes injusticias se han cometido a lo largo de la historia humana, solo por el simple hecho de creernos distintos y superiores a otros , la raza humana es la creación mas perfecta que el divino creador hizo posible, pero nos hemos desviado del principio, el cual hizo realidad nuestro origen: AMOR.
Algo que encierra todo en cuatro letras que si nos dedicáramos un momento a escudriñar lo que significa, aprenderíamos que lo que Dios quiso y quiere es que amemos a los demás como a nosotros mismos. Y solo así terminarían las guerras y el hambre en el mundo . Es por eso que cuando vemos el cielo y acariciamos la luna con nuestros ojos Dios nos dice: es para ti y para tu prójimo que también me ve al otro lado del mundo!.
Escrito por Rc.