*Ni todo el amor ni todo el dinero.*

Ni todo el amor, ni todo el dinero, es un dicho bastante conocido entre los habitantes de mi pueblo, pienso que alguien que tubo alguna experiencia desagradable dijo tales palabras, las cuales se volvieron célebres, pero a veces cuando veo las malas experiencias en individuos cercanos a mí, y por no decir las mías propias, creo que estas palabritas tienen un poco de sentido.

Con esto no estoy diciendo que tenemos que volvernos desconfiados ya que una de las virtudes buenas que el ser humano debe poseer, es la confianza, porque esta va junto a la fe, en nuestra vida. la fe como la confianza son fundamentales para ser optimistas en que mañana será mejor, que la medicina que el médico me recetó va aliviar mi enfermedad y por sobre todo la fe y confianza en Dios, porque la fe es la certeza o el convencimiento de algo que no vemos, pero lo creemos.
Esto nos da el optimismo y ganas de seguir adelante con la vida por muy dura que parezca, así que podemos aplicar estas palabras de la siguiente manera:
1-Confiar en Dios, porque él nunca nos defraudará.
2-Confiar en nuestros semejantes pero con cautela, porque ellos son humanos como nosotros y pueden equivocarse.
Sabiendo esto, vamos a tomar las medidas preventivas y ne cesarias, para no salir lastimados por si alguien nos traiciona. Es decir: confío en ti pero estoy alerta para rectificar cualquier error que pueda afectar mi vida.
Escrito por Rc.